Publicado el: Mar, ago 14th, 2012

Escuchar

Share This
Tags

En algún momento de la vida 

hemos tenido desacuerdos con una o más personas. Eso es natural. El problema está cuando la situación nos impide escuchar el punto de vista del otro. Y casi siempre, al estar dentro de esa actitud, pensamos que estamos en lo correcto. Y no nos detenemos a pensar si esa persona tal vez tenga la razón en sus planteamientos, sencillamente porque nos cuesta asumir nuestros errores. 

El rechazo a querer comprender el punto de

 vista de los demás, no solo daña nuestro contacto con las personas sino, principalmente, el contacto con la luz. Cuando nos desconectamos de los demás el creador se desconecta también de todos. Tal como actuamos con el prójimo Dios actúa con nosotros. Nuestras acciones gozan del efecto bumeran: si hacemos el bien, el bien nos será devuelto. En el caso contrario ya sabemos lo que sucederá.

La cuestión es sencilla: Dios no puede darnos más de lo que damos a los demás.

Cuando nos encontremos en situaciones que fomenten el desencuentro, empecemos por ver esas situaciones como oportunidades para despertar de nuestra sordera mental. Al hacerlo estaremos creaando un espacio de encuentro del Creador con sus criaruras por medio de incontables bendiciones, como saber escuchar, por ejemplo.
Paz y bien.

Autor: Yorgenis Ramírez 

 

Autor

- Amante de la música, poesia, el libre pensar, actuar, y amar de las personas. Que reclama las injusticias sociales, odia los tabúes y es libre!!!

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*