Publicado el: Mar, sep 4th, 2012

Hackers denuncian al FBI

Share This
Tags

Un grupo de 'hackers' denunció haber obtenido datos personales de 12 millones de usuarios del iPhone y el iPad de Apple al piratear un ordenador del FBI, lo que aumenta la preocupación sobre los controles gubernamentales en Estados Unidos.

El grupo, llamado AntiSec, y vinculado al grupo de activistas informáticos Anonymous, publicó los datos de un millón de usuarios de Apple, que afirma que son parte de un grupo de 12 millones, supuestamente obtenidos de un ordenador portátil de la Oficina Federal de Investigación (Federal Bureau of Investigation, FBI).

El portavoz del FBI, Jenny Shearer, que fue contactado por la AFP, declinó hacer comentarios al respecto. Apple tampoco respondió a una solicitud de realizar comentarios sobre el caso. Pero la noticia corrió rápido entre las redes sociales y los blogs de noticias.

Peter Kruse, un especialista de delitos informáticos del grupo de seguridad CSIS en Dinamarca, afirmó en Twitter que la filtración "es real" y confirmó que tres de sus dispositivos se encontraban en la lista. "También he notado que afirman tener el nombre completo, las direcciones, números de teléfono, etc…" 'tuiteó'.

Eric Hemmendinger, un experto de seguridad de Tata Communications, afirmó que la noticia levanta preocupación sobre la protección de la ciberseguridad. "La cuestión no es si es correcto, es por qué el FBI tenía la información y por qué no se preocuparon de asegurarla", explicó a la AFP.

Hemmendinger afirmó que, basándose en anteriores informaciones de Anonymous y grupos relacionados, creía que las informaciones son probablemente ciertas. "Si trabajas en ciberseguridad y tu máquina es pirateada, ese es un escenario bastante vergonzoso", exhortó.

El blog especializado en tecnología Geekosystem lo calificó como "uno de los peores desastres de privacidad (ocurridos) hasta el momento" y varios comentarios de la red social Twitter sugerían que el FBI está siguiendo a los usuarios de Apple.

Una página web estableció una base de datos para ayudar a los usuarios a determinar si su dispositivo se encontraba entre la lista de los aparatos de Apple con un número único de identificación (UDIDs) que habían sido pirateados.

"Por qué el FBI estaba recopilando los UDIDs y la información personal de millones de usuarios del iPhone y el iPad no está claro todavía, pero es obvio que los datos (y el ordenador en el que supuestamente estaban guardados) no contaban con la seguridad adecuada", afirmó Graham Cluley, de la empresa de seguridad británica Sophos.

"Mi sospecha es que los 'hackers' estaban más interesados en avergonzar al equipo del FBI que en poner en peligro a los inocentes usuarios. En cualquier caso, 'hackear' ordenadores es un delito, y podría adelantar que el FBI y otras fuerzas del orden estarán tratando de atrapar a los responsables".

Otros expresaron su preocupación ante la aparente filtración.

"Puesto que los UDIDs son únicos para cada iPhone y iPad, que el tuyo acabe en las manos equivocadas es motivo de preocupación", afirmó Josh Ong, del blog de tecnología The Next Web.

"El mayor problema, sin embargo, es que están vinculados a información personal adicional, que incluye los nombres de los usuarios, los de sus dispositivos, las señales de notificaciones, los números del teléfono móvil y direcciones, lo que podría potencialmente llevar a un robo de identidad".

Johannes Ullrich, del SANS Internet Storm Center, un organismo especializado en la vigilancia de las amenazas de seguridad en internet, afirmó que era difícil comprobar las informaciones. "No hay nada más en el archivo que implique al FBI. Por lo que los datos podrían proceder de otra fuente. Pero no está claro quién tendría un archivo como éste", explicó a la AFP.

Ullrich afirmó que no está claro por qué el FBI, si las informaciones son correctas, tendría estos datos.

"El tamaño del archivo… implicaría una operación amplia y no una específica de rastreo, o el archivo podría ser conservado en caso de que se necesitara seguir la pista a alguno de los usuarios del mismo", dijo. "La importancia de esta infracción depende mucho de la fuente, que por lo que yo sé, todavía no ha sido autentificada". Sin embargo, los datos de los UDIDs de Apple son reales, afirmó.

 

Fuente: AFP

Autor

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*