Publicado el: Jue, sep 27th, 2012

Venezuela lidera indice de embarazo precoz en Sudamerica

Share This
Tags

En Venezuela una de cada cinco mujeres menores de 20 años ya han sido madres, lo que representa el 21% de los nacimientos anuales. De acuerdo al Fondo de Población de las Naciones Unidas, este porcentaje ubica al país como el primero en Sudamérica con la tasa más alta de embarazos no planificados en adolescentes.

Esta realidad es considerada por la organización como un problema de salud pública que abarca a América Latina y el Caribe, región que registra con un 38% la segunda tasa más alta de embarazos precoces, superada por África Subsahariana.Debido a que en los últimos 30 años estas cifras incrementaron, distintas instituciones preocupadas por la educación de los jóvenes, entre ellas Bayer HealthCare, decidieron celebrar cada 26 de septiembre en Latinoamérica el Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes (DPEA).Para la coordinadora del Programa Niños, Niñas y Adolescentes de la dirección regional del Gobierno de Carabobo, María Alejandra Osío, el embarazo en adolescentes conlleva a cambios anatómicos, psico-emocionales y sociales, que obligan a los organismos internacionales a catalogarlo como un riesgo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que la adolescencia se divide en tres etapas. La primera se clasifica como temprana, de los 10 hasta los 13 años de edad, la segunda como media, de 14 a 16, y por último la tardía de 17 a 19.En el transcurso de estos períodos se presentan los caracteres sexuales secundarios: el incremento de la talla, y el crecimiento de órganos. Aunado al desarrollo intelectual con la búsqueda del "Yo", el manejo de las emociones y de los valores. La Coordinadora explicó que la sexualidad inicia en el momento de la concepción, para posteriormente empezar a aceptarla. Durante este proceso se profundizarán las medidas de higiene, vestimenta y actividades recreativas propias que se reforzarán a través de las figuras femenina y masculina dominantes de la casa.

"La persona cuando empieza a lactar siente las caricias y la protección de su madre. Sin embargo es en la adolescencia, en la que se practica los patrones que se le enseñaron en la niñez", precisó la coordinadora.Osío propone reforzar la educación familiar en la escuela. Además de los aspectos biológicos en las clases de salud.Cuando un adolescente lleva en su mochila amor, autoestima, y un proyecto de vida, éste asumirá la sexualidad con responsabilidad y estará preparado para construir una familia. María Alejandra Osío destacó que es importante que los jóvenes que son padres, aun cuando no tengan unión conyugal, ambos se comprometan con la paternidad del infante.Para contrarrestar las conductas de los adolescentes, recomendó cambiar conceptos, como: "mi hijo es el galán del salón", o "tiene muchas novias". De acuerdo a la especialista estas percepciones erradas inconscientemente dan permiso a la promiscuidad del varón. "El embarazo precoz es la consecuencia de no abordar la sexualidad de una manera responsable", aseveró.Osío instó a los entes nacionales a brindar políticas públicas adecuadas. El programa que coordina ofrece talleres educativos a las comunidades, en los que se promueven la importancia de que los padres entablen una comunicación con sus hijos respecto a las relaciones.

Fuente: El Carabobeño

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*