Publicado el: Dom, oct 21st, 2012

Cuba. Elecciones diferentes

Share This
Tags

Elecciones sin campañas ni carteles colgados en las calles que llaman a votar por tal o cual candidato; tampoco caravanas de políticos besando bebés y a nadie se le ocurriría contratar a un publicista para mejorar su imagen.

Sus opositores consideran esta jornada electoral como “un teatro” ya que los votantes no pueden destronar al Partido Comunista ni a los hermanos Fidel y Raúl Castro.

Más de 8 millones de cubanos elegirán el día de hoy a sus representantes municipales, el primer paso de los comicios generales de febrero en los que se renovará la presidencia del país, ocupada por Raúl Castro desde 2008.

En esta ocasión la votación es la primera fase del proceso de elecciones generales que seguirán en 2013 para elegir -como se hace en este caso cada cinco años- a los miembros de las asambleas provinciales y a los diputados de la nacional (parlamento unicameral), lo que culminará con la previsible relección de Raúl Castro como presidente del país.

Como es habitual en la isla, los comicios llegan sin candidatos de la oposición ni más "campaña electoral" que la exhibición en lugares públicos de fotografías y biografías de los candidatos a delegados locales.

"Nuestros adversarios y hasta algunos que simpatizan con nosotros… nos exigen, como si se tratara de un país en condiciones normales y no una plaza sitiada, la reinstauración del modelo multipartidista", expresó el mandatario para quien legalizar otras organizaciones además de la comunista sería "sacrificar el arma estratégica de la unidad de los cubanos, que ha hecho realidad los sueños de independencia y justicia social".

Sin embargo, expertos miran con interés el caso de Venezuela, donde el presidente Hugo Chávez lleva adelante un proceso radical, pero permitiendo el pluripartidismo.

"En términos teóricos e ideológicos la democracia cubana sería muy representativa, pero en su práctica histórica no ha sido así", consideró en entrevista con AP el politólogo peruano y experto en temas de América de la Universidad Iberoamericana de México, Eduardo Bueno.

Según Bueno, se generó un "déficit" democrático en la isla, pues aunque las críticas a las democracias representativas que hace Cuba son ciertas principalmente en América Latina, el modelo isleño "parece más un diseño defensivo para oponerse al 'enemigo interno' aliado de los Estados Unidos, que la expresión de una democracia participativa de masas".

 

Fuente: Univisión
 

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*