Publicado el: Lun, oct 29th, 2012

Última pieza del puzzle de Microsoft

Share This
Tags

Era la pieza que faltaba para completar el puzzle. Tras la presentación del pasado día 25, sólo faltaba la versión móvil de Windows 8 para reunir todos los poderes del nuevo sistema operativo de Microsoft. El primero que, además, ofrece al usuario la misma interfaz tanto en ordenadores como en TV, tablets y smartphones. Windows ha dejado, por fin, de ser una plataforma aislada.

Igual que sucede con su "hermano mayor", desde la misma pantalla de bloqueo de un móvil con Windows Phone 8 se puede empezar a ver información. Correos, eventos de calendario, el tiempo, llamadas; Basta con un dedo para deslizarla hacia arriba y permitir que aparezca la tipica pantalla de inicio de este sistema operativo, con su mosaico de "tiles", (paneles activos) que son mucho más que un simple icono. De hecho, cada uno de ellos muestra información relevante de las aplicaciones que tiene "por debajo".

Los iconos activos se pueden personalizar, colocar donde queramos o cambiar su tamaño (pequeño, mediano o grande). Es decir, sin abandonar la pantalla de inicio podemos ver citas, mensajes, estado en las redes sociales, fotos, aplicaciones favoritas, música, enlaces directos a internet. Así como los contactos que se estén comunicando con nosotros por cualquier medio (mensaje, Mail, redes sociales) Igual que en el Windows 8 de escritorio, basta entrar en un contacto para acceder a todos los tipos de comunicación que tenemos con él.

Windows Phone 8, además, lleva incluido un paquete completo de Office, por lo que se puede trabajar en los mismos documentos que hemos dejado en el ordenador de la oficina o en el tablet. La pantalla de inicio es totalmente personalizable y cada uno puede configurarla según sus propios intereses. De esta forma, y de un simple vistazo a una única pantalla, podremos tener una visión general de lo que está pasando en nuestra vida digital.

Basta con un solo un clic para anclar a la pantalla de inicio cualquier aplicación, contacto, favorito, periodico, canción, juego, foto, vídeo, etc. Esa misma pantalla será la que aparezca cuando nos conectemos después a un tablet, o a un ordenador, o a la TV por medio de una XBox. Cualquier cambio que hagamos en nuestra pantalla de inicio, desde cualquier dispositivo, aparecerá automáticamente también en los demás.

Y lo mismo sirve para los documentos. Si estamos, por ejemplo, en la oficina y no nos da tiempo a terminar un texto, o una presentación, o una hoja de Excel, bastará con subirla a Skydrive (el servicio on line de Microsoft, con 7 GB gratuitos) y recuperarla después desde cualquier otro de nuestros dispositivos para seguir trabajando en ella. Lo mismo se puede hacer tcon la música. Si marcamos una canción, la tendremos de inmediato en todo el resto de dispositivos.

Toda nuestra información, además, estará siempre segura y accesible. Incluso en el caso de que perdamos el móvil, nadie podrá acceder a nuestros contenidos, ya que están encriptados. Y a nosotros nos bastará con coger otro móvil e introducir nuestras claves de acceso para volver a tenerlo todo exactamente como estaba.

Igual que sucede en Windows 8, también los paneles activos de la versión móvil dan acceso a funciones complejas y en las que puede participar más de una aplicación. Por ejemplo, si entramos en nuestros contactos y seleccionamos uno, desde la propia pantalla de ese contacto podremos llamar, enviar un mensaje, escribir un correo, ver su estado en Facebook o Twitter y ponerle un mensaje en cualquiera de esas redes sociales. Y todo sin tener que cambiar de aplicación.

En el caso de los móviles, esa misma filosofía se ha aplicado también a otras funciones, entre ellas la cámara. Muchos usuarios, en efecto, descargan varias aplicaciones que tienen acceso a la cámara, y esas aplicaciones suelen estar dispersas y nunca se encuentran cuando se necesitan. Sin embargo, desde la cámara de un móvil con Windows Mobile 8 bastará con tocar el botón "Modos de cámara" para que todas esas aplicaciones aparezcan reunidas en una lista y podamos seleccionar la que más nos conviene en ese momento.

Otra novedad de Windows Mobile 8 es el llamado "Rincón infantil". Si tenemos un pin de seguridad, la pantalla de bloqueo no se levanta. Pero sí que se puede deslizar hacia la izquierda, a una pantalla alternativa en la que se puede habilitar el acceso a contenidos concretos. Resulta ideal para evitar, por ejemplo, que los niños trasteen con el móvil y entren en aplicaciones a las que no deben. En el Rincón Infantil, y sin necesidad de cambiar de usuario ni de introducir un pin, los más pequeños podrán así encontrar sus juegos y aplicaciones favoritas sin peligro de que manipulen documentos importantes o aplicaciones profesionales.

El sistema también permite la creación de Salas. Se trata de grupos específicos de contactos (de ocio o de trabajo). Sólo tendremos que crear una Sala, definir quiénes pueden entrar en ella y a partir de ese momento podremos chatear con los miembros, compartir con ellos el calendario o incluso crear un documento (en One Note) que todos pueden editar a la vez. Una forma de compartir las cosas de forma segura y sólo con quien queramos.

Un detalle. A pesar de lo que se ha venido diciendo en Internet durante los últimos días, Windows Phone 8 es compatible con las aplicaciones desarrolladas para Windows Phone 7.5. Sin embargo, sí que es cierto que las que se desarrollen a partir de ahora (para Windows Mobile 8) no servirán para versiones anteriores. En la tienda de Windows Phone 8 hay ya 120.000 aplicaciones.

Tras la presentación, tomaron la palabra los representantes de HTC y Nokia, los dos fabricantes de terminales que lanzarán los primeros móviles con este sistema operativo antes de Navidad. EN el caso de HTC, serán los nuevos Windows Phone 8S y Windows Phone 8X. EN el caso de Nokia, los nuevos Lumia 820 y Lumia 920.

Fuente: abc.es

Autor

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*