Publicado el: Lun, nov 26th, 2012

El tabaco daña la memoria y la capacidad de aprendizaje

Share This
Tags

El tabaco tiene el mismo efecto sobre el cerebro que sobre el cuerpo. Un estudio realizado a 9.000 personas ha comprobado que el tabaco daña la memoria, la capacidad de aprendizaje y de razonamiento. El trabajo también ha visto que otros factores, como la hipertensión arterial o la obesidad también afectan a nuestro cerebro, aunque en menor medida. 

Publicado en Age and Ageing, el estudio del Kings College (Reino Unido) ha analizado cómo afecta un infarto o un ictus a nuestro cerebro. Así, analizaron los datos relacionados con el estilo de vida de 8.800 individuos mayores de 50 años a los que se les valoró su estado cognitivo y se les sometió a un aprendizaje de nuevas palabras en un minuto. Las pruebas se repitieron a los 4 y 8 años. 

Los resultados mostraron que el riesgo global de un infarto o ictus se relacionaba con un deterioro cognitivo importante. Pero también que el tabaco estaba relacionado con los peores resultados en los test. 

Modificable 

El estudio, según destaca uno de sus autores, Alex Dregan, identifica una serie de factores de riesgo modificables para el deterioro cognitivo. Por eso, «debemos concienciar a la población de lo importante que es llevar un estilo de vida saludable». 

Los investigadores no saben cómo ese tipo de deterioro puede afectar a la gente en su vida diaria. Tampoco están seguros de si una reducción temprana en la función cerebral puede llevar a trastornos como la demencia.

Demencia 

En declaraciones a la BBC Simon Ridley, de la organización Alzheimer's Research UK, afirma que «las investigaciones han vinculado el hecho de fumar y de tener una alta presión arterial con un mayor riesgo de deterioro cognitivo y demencia, y este estudio apoya esa evidencia. El deterioro cognitivo a medida que envejecemos puede convertirse en demencia, así que desencadenar los factores que están vinculados a este deterioro puede ser crucial para encontrar formas de prevenir ese trastorno» . 

Una de cada tres personas de más de 65 años desarrollará demencia pero hay cosas que la gente puede hacer para reducir su riesgo: «comer una dieta equilibrada, mantener un peso sano, ejercitarse regularmente, controlarse la presión arterial y el colesterol y no fumar pueden hacer una enorme diferencia», señala Ridley.

 

Fuente: Globovisión. 

 

Autor

- Amante de la música, poesia, el libre pensar, actuar, y amar de las personas. Que reclama las injusticias sociales, odia los tabúes y es libre!!!

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*