Publicado el: Mie, nov 14th, 2012

Exposición irregular a la luz altera el estado de ánimo

Share This
Tags

De acuerdo a estudios realizados por científicos estadounidenses y publicados en la revista "Nature", la exposición irregular a la luz afecta directamente el estado de ánimo y potencia una conducta depresiva, pero no incide en la estructura del sueño.

Un equipo de investigadores de la Universidad Johns Hopkins, en Maryland, y de la Universidad Rider, en Nueva Jersey, comprobó a través de experimentos con ratones, que las alteraciones en los ciclos de luz y oscuridad no afecta los ritmos circadianos, procesos biológicos que ocurren una vez al día y se encargan de regular el sueño.

Samer Hattar, coautor del artículo expresó: "Siempre pensé que la luz debía alterar primero el sueño y los ritmos circadianos, antes que inducir cambios en el ánimo y en el proceso de aprendizaje". Además, Hattar sostuvo que es "sorprendente" el efecto que la luz tiene sobre el estado de ánimo.

Para determinar cómo la exposición irregular a la luz afecta al organismo, se sometió a un grupo de ratones durante dos semanas a un ciclo de 3,5 horas de luz y 3,5 horas de oscuridad, y se los comparó con otros roedores que tuvieron ciclos de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad.

Los científicos comprobaron que el grupo del ciclo más reducido mostró mayor rechazo hacia la sacarosa, así como un incremento de los niveles de una hormona conocida como corticosterona, ambos síntomas relacionados con la depresión.

Aparte, los ratones fueron sometidos a una prueba en un cajón lleno de agua en la que se midió la lucha de cada grupo de roedores por salir. Mediante tal experimento, los científicos comprobaron que los ratones del ciclo alterado permanecieron más tiempo inmóviles, debido a la alteración en su estado de ánimo.

Para Hattar, la investigación "ayuda a detectar los peligros de exponerse demasiado a una luz brillante de noche, como a una lámpara o a una pantalla de ordenador".

Aunado a ello, a través de otra serie de pruebas, se apuntó la hipótesis que relacionaba la depresión y los altos niveles de corticosterona con un déficit en los procesos de aprendizaje.

Según datos de EFE, tras dos semanas, los roedores del ciclo irregular fueron tratados con fluoxetina (más conocida como Prozac), mediante lo cual, se consiguió reducir los niveles de corticosterona y, por tanto, la actitud depresiva y el déficit de aprendizaje.

Fuente: Globovisión

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*