Publicado el: Sab, dic 8th, 2012

Descubren origen de células cardiacas

Share This
Tags

En un estudio publicado en la revista Nature,  se dio a conocer que es posible localizar la fuente de las células cardíacas. De acuerdo a la investigación son las propias células del músculo cardíaco las que se dividen lentamente para generar más células musculares en el corazón. El trabajo resuelve de este modo uno de los debates más relevantes vinculados con la localización de la fuente de las nuevas células adultas del corazón.

Hasta ahora se sabía que en el corazón se generan nuevas células, pero se desconocía cómo nacían y con qué frecuencia. En el marco de la reciente investigación, liderada por el Dr. Richard Lee y realizada en el Hospital de Mujeres Brigham (EE.UU.) utilizando un sofisticado sistema de  espectrometría de masas de isótopos de múltiples imágenes, se han localizado dichas células cardiacas y se ha logrado hallar sus orígenes.

A través del empleo del novedoso sistema, el equipo de Lee, demostró que el proceso de regeneración se reduce con la edad, pero aumenta después de un ataque cardíaco en la zonas próximas a la lesión. Además, el estudio muestra  que las células progenitoras cardíacas, no parecen tener un papel importante en el mantenimiento del corazón, y que probablemente su función después de una lesión sea limitada; razón por la cual, subraya Lee, las células musculares del corazón o cardiomicocitos preexistentes son la fuente dominante.

Datos sorprendentes

Los datos resultan llamativos, debido a que se pensaba que las células progenitoras cardíacas tenían un papel más que relevante en este proceso. Los investigadores se sorprendieron al encontrar que las nuevas células del músculo cardíaco se originan principalmente a raíz de las actuales células del músculo del corazón, y no las células madre como anteriormente se creía. 

«Nuestros datos muestran que los cardiomiocitos adultos son los principales responsables de la generación de nuevos cardiomiocitos y que, a medida que envejecemos, perdemos parte de esta capacidad para formar nuevas células cardíacas -. Esto significa que estamos perdiendo nuestro potencial para reconstruir el corazón en la segunda mitad de la vida, justo cuando más nos atacan las enfermedades del corazón. Si somos capaces de desentrañar por qué ocurre esto, es posible que podamos avanzar en la regeneración cardiaca». Explicó Lee.

Fuente: ABC
 

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*