Publicado el: Mie, dic 19th, 2012

El fin del mundo origina el “turismo apocalíptico”

Share This
Tags

Las distintas teorías apocalípticas del mundo maya que sitúan el fin del mundo en el 21 de diciembre de este año están dando sus frutos sobre todo en varios países centroamericanos que han aprovechado para beneficiarse de esta nueva clase de 'turismo apocalíptico'.

México, Guatemala, Belice, El Salvador y Honduras, los llamados países del mundo maya, esperan millones de turistas y preparan programas que incluyen fuegos artificiales, conciertos y rituales en 39 sitios arqueológicos.

Estos cinco países se preparan para celebrar el 21 de diciembre el fin de una era de 5.200 años. Ese día, las ceremonias preparadas para los turistas se realizarán junto a las pirámides de Chichén Itzá en México, en Copán en Honduras, Tikal en Guatemala o La Joya de Cerén en El Salvador.

Los presidentes Otto Pérez de Guatemala y Porfirio Lobo de Honduras tienen previsto encabezar las celebraciones respectivas en sus países, el primero en Tikal y el segundo en Copán.

El gobierno de México ha preparado este año un programa de turismo que busca capitalizar la fiebre milenarista que provoca esta mítica fecha relacionada con el fin de una cuenta del calendario maya.

El programa 'Mundo Maya 2012' contó en su inauguración con la presencia del presidente Felipe Calderón y de los gobernadores del sureste del país en los que se afincó la cultura maya.

Entre las bondades de este programa se preveía que, con una inversión de más de 49 millones de dólares (37,5 millones de euros), México recibiera más de 52 millones de turistas.

Algunas de las zonas arqueológicas más representativas que ofrece el Mundo Maya como Palenque, Comalcalco, Chichen Itzá, Uxmal, Cobá (México), Xunantunich (Belice), Joya de Cerén (El Salvador), Tikal (Guatemala) y Copán (Honduras) han visto incrementar un 10% sus visitas.

Cada zona realiza las actividades más variopintas en torno al 'Baktún'(final de ciclo), entre las que se encuentran desde competiciones de surf nocturno a la construcción de cuatro pirámides mezclando los cuatro elementos (mar, tierra, fuego y aire).

Sin embargo, el descontento social es evidente ante esta explotación comercial. El pasado mes de julio un grupo de arqueólogos e historiadores llegaron a ocupar el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, por lo que los organizadores se han visto obligados a cancelar varios espectáculos previstos en el yacimiento de Chichén Itzá.

Los arqueólogos consideran que además de ser "denigrante" se está poniendo en peligro los propios vestigios. Las organizaciones indígenas también han denunciado el programa ya que en su opinión está enfocado únicamente de manera comercial prescindiendo de cultura y raíces.

En Francia, el monte Bugarach permanecerá cerrado entre el 19 y el 21 de diciembre para impedir la afluencia masiva de turistas fanáticos del fin del mundo.

Desde hace un par de años, se ha corrido la voz en ambientes esotéricos de que ese pico de los Pirineos franceses es el único lugar en el que se sobrevivirá al apocalipsis augurado por el calendario maya.

Para algunos de estos profetas, esta montaña de poco más de 1.200 metros y cuya forma puede evocar una pista de aterrizaje, albergaría un platillo volante desde el que tener la posibilidad de escapar del fin del mundo a tiempo.

Por ello las autoridades locales han decidido cerrar el acceso para evitar avalanchas de curiosos. Toda la zona se acordonará con cientos de policías y bomberos desplegados para controlar el acceso a la aldea. Hasta los espeleólogos tienen previsto movilizarse para controlar las cuevas del pequeño pueblo de 200 habitantes. La NASA lo niega La pagina oficial de la NASA del Gobierno de Estados Unidos insiste en que los rumores son infundados. "Muchos rumores indican que el calendario maya termina en 2012 (no pasará), que un cometa causa efectos catastróficos (de ninguna manera), que hay un planeta oculto acechando que chocará con nosotros (no y no) y muchos otros. El mundo no va acabar ni el 21 de diciembre de 2012, ni cualquier otro día de 2012", señala la página.

Los científicos ya han desmentido varias veces los rumores sobre el fin del mundo. Por ejemplo, hace poco la NASA publicó un apartado en su página web titulado 'Beyond 2012: Why the world won't end' ('Más allá de 2012: Por qué el mundo no terminará'), donde explican con detalle que ni la Tierra va a cambiar de polaridad ni va cambiar la dirección de su rotación, ni va a haber supertormentas solares, ni otras catástrofes.
 

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*