Publicado el: Sab, feb 2nd, 2013

El retrato de quien solías ser

Share This
Tags

Querido amigo lector que te paseas curioso por estas líneas
Quiero hacerte saber sobre un hecho curioso y de quizás gran valentía
Contarte entre rimas y con una alegre poesía
Como es entregarse a la respuesta negativa con absoluta simpatía
Querido amigo, yo ya lo sabía mucho antes de que ocurriera
Yo ya estaba con la mente preparada para tal negativa
Porque muy en el fondo yo sí que sabía
Que esa persona a mi arte a un lado le dejaría
Que las horas de trabajo nada significarían
Que preferiría rechazar tan bello arte a cambio de pobres querer
Me hizo saber de una manera muy dura que prefería los besos de judas
Antes que un retrato que sin segundas intenciones se dibujaba
Que prefirió mil veces sostener un tallo ofrecido solo con espinas
Que solo a la rosa que le prometía más de una alegría
Y este artista quizás se sienta triste porque su arte no obtuvo lo que quería
Y quizás tan bello retrato terminase roto en cientos de partes en una esquina
Pero este artista sabe que no debe romper tan bello retrato con rabietas
Porque entiende que quien se haya retractado en esta hoja de esperanza
No es más que la imagen del ser que creí eras y me imaginaba
Al final retrate a la persona perfecta que tenía frente a mí sin un detalle fuera de lugar
Coloque allí tanto su sonrisa divertida como aquellas facciones que tanto le definían
Ese deje entre tristeza y obsesión, esa delgada línea entre felicidad y nostalgia
Yo logré plasmar todo aquello con perfección y paciencia
No romperé este retrato porque es lo único que realmente me queda
De la persona que yo solía conocer, a quien creía alguien digno de retratar
Porque de forma repentina cruzó aquella delgada línea
Entre tristeza y depresión, entre indiferencia a desprecio por la vida
No solo la cruzó sino que con fuerzas la saltó dejando atrás
A la persona que yo creía conocer, a quien creía entendía
Por eso a este artista no le duele tan rechazo de su obra
Porque entiendo que no pueda entender el arte reflejado en aquella hoja
Porque desde hace tiempo ya ni entiende a quien en el espejo se refleja
Por eso guardare este cuadro sin ninguna rabieta o tristeza
Porque no vale la pena deshacerse de algo que los demás
No pueden entender o admirar con la dedicación empeñada
Lo curioso es que además ha cambiado tanto que su ego no le deja a la vista
Las respuestas que no se necesitan ser dichas
Cree que retrato tal imagen por un sentimiento parecido al gustar
Y no puedo evitar reírme ante tal pensamiento egocentrista
Pero que se puede hacer cuando se tiene la mente tan empobrecida
A tal punto que cree que un gustar es tan fuerte como un amar
Y que no puede entender que las situaciones cambian
Que piense lo que su mente quiera y le permita
No importa ya que el alma que está aprisionada en esas palabras
No es otra que la de una persona que decidió cambiar
Una bella rosa por un tallo de espinas a lamentar

Autor: María Gabriela 

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*