Publicado el: Mie, ene 29th, 2014

“La historia tenía todos los elementos para ser abordada como una gran historia”

El periodista e investigador, Francisco Olivares, fue el responsable de contar al mundo entero la historia de la jueza, María Lourdes Afiuni, quien fue detenida en diciembre de 2009 por órdenes presidenciales, desde ese momento se convirtió en “la presa del comandante” el libro lleva su tercera edición y han sido publicado más de 23 mil ejemplares.

Publicar el libro sobre la historia de la jueza Afiuni, no significó una tarea fácil para el periodista, Francisco Olivares, la información que éste contiene representa la revelación de múltiples abusos y una muestra de las fracturas que sufre el poder judicial en Venezuela “Yo primero me leí los expedientes y encontré datos que me hicieron entender, que la fiscalía nunca le había podido comprobar a ella, que hubiese detrás de su decisión algún tipo de convenio con la persona a la que le otorgó la libertad condicional, que en este caso había sido el empresario Eligio Cedeño, de manera que el primer interés que yo tuve fue por supuesto periodístico, la historia tenía todos los elementos para ser abordada como una gran historia, una jueza que toma una decisión y a los quince minutos es detenida y llevada a la cárcel. Unas horas después el presidente Chávez, emite una opinión sobre ese caso en cadena nacional y le manda a dar treinta años de cárcel, la pena máxima que existe en Venezuela, y luego al trasfondo del asunto no se le veía una razón claramente política, sino que al final uno empieza a ver los elementos y había más bien una historia personal y una historia de poderes, pienso que la jueza tomó una decisión que molestó al presidente más que cualquier otra razón política que pudiera haber.”

Los abogados de la jueza María Lourdes Afiuni, sugirieron que los abusos sufridos en el INOF no fueran contados, para evitar más daños psicológicos, decidirlo llevó largo tiempo, en el libro se relatan los múltiples abusos que sufrió la jueza durante su permanencia en el reclusorio “Eso fue un proceso tan largo como duraron las entrevistas con ella, pienso que abstrayendo el tema cualquier mujer que es víctima de violación, la primera tendencia es a ocultarlo y eso no escapa a una persona por el hecho de que sea juez o porque sea una persona que tenga una posición importante en el estado, sobre todo en el caso de una jueza que imparte justicia, ella no reveló desde el primer momento ese asunto, porque primero no le veía alguna razón de que hubiera podido obtener justicia al hacer una denuncia, por el otro lado su condición de mujer y en tercer lugar la condición de presa, es decir cualquier persona que esté presa y hace una denuncia puede ser víctima de mayores agresiones dentro de la cárcel, porque estás allí indefenso y más si el agresor es tu carcelero, entonces cuando uno ve todas esas condiciones, uno puede comprender que especialmente una mujer haya ocultado esa información, sin embargo la jueza puso la denuncia en el año 2010 genérica en la fiscalía y esa denuncia fue engavetada de manera que la denuncia sí se hizo lo que no se hizo fue públicamente, ahora ella sí hizo una denuncia sobre lo que le ocurrió y también escribió un testimonio, se lo mandó a ciertas personalidades a nivel internacional a través de una ONG  venezolana, de manera que si le pasaba algo, quedara escrito ese testimonio.”

La jueza Afiuni estuvo casi un año en el INOF, donde recibió diversas agresiones que fueron causantes de graves problemas de salud, desde un aborto que provocó que requiriera más adelante varias intervenciones quirúrgicas. “Por qué ella me lo reveló a mí, bueno yo soy un periodista la entrevisté, ella sintió confianza y seriedad en el trabajo que yo estaba haciendo y un momento dado hizo la revelación, tanto así que yo mismo quedé muy sorprendido, tan impresionante fue ese momento que yo tuve que parar la entrevista y retomarla mucho tiempo después, ella no se sentía segura al hacer la revelación, no la hizo como una persona que le confiesa a otra algo que ha tenido oculto, sino que creo que lo hizo como un desahogo, fue un momento digamos sentimental, meses después ella todavía no sabía si permitirme publicar esa confesión o no, de hecho hasta el último momento en que se imprime el libro ella estaba muy asustada, tenía mucho miedo y especialmente el miedo no lo tenía por la opinión pública, sino por su propia familia, porque ella no había hecho esa revelación a sus familiares, solamente la conocían sus dos abogados y las personas a quienes ella le dio el testimonio con carácter confidencial.”

Innumerables veces el abogado de la jueza José Amalio Graterol, solicitó apelación del caso, sin embargo no recibían respuestas positivas, fue después de casi dos años cuando se le otorgó la medida de casa por cárcel, varias cosas obraron a favor de la jueza, el libro, el impacto internacional y su delicado estado de salud, éstos serían algunos de los elementos decisivos que pudieron haber influido “Yo creo que el libro fue un momento climático, un punto culminante, quizás uno muy fuerte de toda la actividad que ellos hicieron a nivel internacional y públicamente, yo creo que la medida se toma por varias razones una de ellas es que desde el punto de vista del juicio ellos nunca tuvieron elementos para poder sostener la acusación que tenían contra ella y el segundo aspecto sería, la presión internacional que se llevó de ese caso y por su puesto el libro influyó, porque tuvo una repercusión internacional muy importante, de hecho a mí me llamaron de muchos países para entrevistarme es decir el efecto internacional fue muy grande y sobre todo, de figuras importantes como el mismo Noam Chomsky  muy amigo del presidente Chávez, quién hizo mucha presión sobre el gobierno para que cesaran las agresiones contra la jueza.”

El enfurecimiento del gobierno y de algunos medios oficialistas también se hizo ver “Recibimos mucha presión, desde VTV se desató una campaña contra el libro, contra mí y por supuesto contra la jueza, dedicaron programas de varias horas para descalificar todo el trabajo periodístico que se comunicaba en el libro, utilizaron incluso a algunas presas que estuvieron allí con Afiuni para desmentir que ella hubiese sido agredida en la cárcel, estas personas una vez que hicieron ese testimonio en VTV fueron puestas en libertad, ellas declararon a cambio de concesiones que le hicieron desde el punto de vista de los procesos que llevaba cada una de estas reclusas, creo que fueron tres y ya todas están en libertad, de manera tal que si hubo muchas amenazas y agresiones, de hecho a ella la fiscalía la volvió a convocar para que volviera a hacer la denuncia, pero ocurrió un hecho fortuito, que fue la enfermedad del presidente, él se pone muy grave en diciembre que es la fecha en que sale el libro y eso digamos que hizo que la gente que estaba haciendo esa campaña orientara su interés al tema presidencial y eso hizo que se bajara la presión sobre el libro y sobre nosotros.”

Paradójicamente un libro periodístico como éste sobre investigación, con un contenido tan denso, sobre política, abuso de poder, violaciones a los derechos humanos y más, ha llegado a convertirse en uno de los más leídos en Venezuela, tanto así que encabeza las listas donde compite con la famosa J.K. Rowling “En Venezuela es una excepción y por supuesto llena de satisfacción a quién escribe, uno escribe para la gente para ser leído, ciertamente en Venezuela se está leyendo mucho más que antes y se está leyendo mucho sobre política, la gente está interesada en saber en conocer y eso es algo novedoso. Venezuela fue un país que vivió muy abstraído de los problemas sociales y hoy en día hay mucha preocupación de lo que ocurre en el país, yo trabajo en un periódico muy importante del país que es El Universal, y nuestras cifras que analizamos mes a mes nos indican que lo que más se lee son las secciones de política y opinión, es decir la gente está buscando respuestas a las cosas que ocurren, éste libro tiene un aspecto humano muy desarrollado, pero también una carga de análisis muy fuerte sobre lo que ocurre en el entorno, eso es indicativo de que hay preocupación en la gente por leer y por buscar respuesta a las cosas.” Aseveró Olivares, la jueza Afiuni actualmente posee libertad condicional, aunque se le prohíbe dar declaraciones a los medios y hablar por las redes sociales, mientras sus abogados no descansan en conseguir la libertad plena.

 

Autor

Deja un comentario

Contra el Reloj: No se hace responsable por ningun comentario emitido por ningun lector

*