Ante todo reciban un cordial saludo, les escribo sin ningún agrado al hacerlo, para hacerles llegar una inquietud, una simple molestia que genera en mí la forma en la que llevan ustedes su cabello largo. Si lo va a menear, a batir o simplemente a sacudir, tome en cuenta que no hayan personas muy cerca de usted, puesto que estos sujetos pueden salir gravemente lesionados, algunas veces con una punta suya en el ojo, que lo atraviesa casi igual que una espina, otras cuando su cabello está mojado termina empapando al sujeto en cuestión, algunas veces también somos víctimas de cabelleras bañadas en gel fijador o gelatina como usted prefiera llamarlo, y ese mismo gel termina en nuestros brazos dejándonos la sensación de que alguna sustancia gelatinosa se paseó por nuestro cuerpo.

Me resulta muy curioso de verdad como las mujeres de esta urbe o sea Caracas, llevan su melena, entiendo su regocijo y orgullo al llevar un largo cabello, que de paso se ha cotizado a precios altísimos en los últimos meses, donde hasta pirañas venían desde Maracaibo a robarles su preciado bien, pero tenga en cuenta portadora de melena larga, que alrededor de su órbita convergen otras personas, ¡sí! Usted no está sola, hay más personas allí, en ese metro, en esa camionetica o en esas calles que transita diariamente, a las que usted sin darse cuenta termina metiéndoles en la boca aquella bola de pelo, molleja situación que pone a cualquiera fuñido de la rabia y de la… Aaaarrrr, y lo mejor de todo usted ni se entera, ni supo, ni volteó, es que ni siquiera sintió que acaba de ahogar a alguien con su hermosa cabellera.

Para ustedes caraqueñas de cabello largo, nosotros los que hemos sido afectados con su arma de seducción, les pedimos, que por favor absténgase de estrujarse o batirse el cabello cerca de otros transeúntes, debido a que terminamos con daños severos y en algunos casos, ni siquiera tenemos papel para limpiarnos la sustancia gelatinosa.

 

Besos y abrazos la multitud… XOXO